Tuneles de desinfección en la lucha contra el Covid-19

Desde hace un tiempo han empezado a aparecer túneles desinfectantes en diversas ciudades donde empezó la pandemia del Covid-19. Lugares como Wuhan en China, Karnataka en India o Sarajevo fueron los primeros en implementar estas medidas. Hoy muchos países incluyendo el nuestro empiezan a instalar estos sistemas para mitigar el contagio público.

Los túneles de desinfección son espacios donde se rocía algún desinfectante sobre las personas por unos pocos segundos antes de ingresar a algún lugar público. El objetivo de este procedimiento es eliminar el virus de la superficie de prendas o partes del cuerpo expuestas.

El nivel de atomización del producto desinfectante y la distribución de las boquillas atomizadoras determinarán que el desinfectante cubra efectivamente en pocos segundos el cuerpo de una persona. Una atomización pobre lanzará grandes gotas mojando la ropa pero dejando espacios vacíos donde no actuará el desinfectante.

La aplicación de estos túneles reduce la probabilidad de uno de los puntos de contagio que es contacto con el cuerpo o prendas de una persona. Sin embargo, se debe tener claro que este procedimiento no elimina los virus que lleva en su interior una persona infectada.

La mejor forma de evitar el contagio sigue siendo no estar expuesto al virus, es decir distancia social y confinamiento. El uso de mascarillas, guantes, evitar tocarse la cara, lavado de manos y desinfección de superficies de contacto cotidiano siguen siendo procedimientos fundamentales y no quedan reemplazados de ninguna manera por los túneles desinfectantes.

Vea más información en el artículo: “Consideraciones en el diseño de túneles de desinfección”