¿Qué ventajas tiene el filtro HEPA para la salud?

Los filtros HEPA (High Efficency Particulate Aire) son filtros de aire con una capacidad muy alta para capturar contaminantes. Son filtros que fueron desarrollados para en la década del 40 para evitar la propagación de contaminación radioactiva por el aire.

La eficiencia de un filtro HEPA es de 99.97% para las partículas más difíciles de filtrar que son las de 0.3 micras. Los filtros HEPA están certificados para asegurar que cumplen esta condición.

Comparado con un filtro convencional es muchas veces más efectivo para capturar las partículas sub micrónicas respirables que se pueden alojar en el sistema respiratorio humano.

Un filtro HEPA captura elementos indeseables para la salud como ácaros, hongos, bacterias, polvo industrial y elementos alérgenos.

Debido a esas características su uso se ha extendido en el campo hospitalario porque reduce la propagación de enfermedades de transmisión aérea. En el campo industrial al evitar que partículas sub micrónicas de polvo peligroso como el sílice lleguen a los pulmones de los trabajadores. En los hogares, hoteles y oficinas su uso previene alergias contaminaciones por bacterias.

Los filtros pueden instalarse en aspiradoras, de manera que el material contaminado recogido dentro de la aspiradora quede en ésta completamente y no vuelva a salir por el desfogue como ocurre en una aspiradora convencional.

Se usa también en re circuladores o purificadores de aire, que al hacer que el aire de una habitación atraviese el filtro libra de estos contaminantes el aire del ambiente.

También se pude utilizar en ventanas o ductos de ventilación, con el mismo propósito de eliminación de agentes indeseables en el aire destinado a la respiración de las personas.

Los equipos Dustcontrol llevan como estandar filtros HEPA en sus aspiradoras y también en los purificadores de aire.