Boquillas Atomizadoras

Las boquillas atomizadoras EXAIR combinan el aire comprimido con un líquido para crear una niebla de micro gotas de distribución uniforme y patrones diversos, que puede ser regulada para las necesidades de cada aplicación.

Todos los modelos de boquillas están fabricados en acero inoxidable para resistir la corrosión y el uso industrial. Vienen con conexiones de 1/8”, ¼” y ½” según el flujo requerido.

Entre las aplicaciones más usadas tenemos la aplicación de capas de distintos productos como en la industria alimenticia. Automatización de pintado en la industria metalmecánica, aplicación de aceites sobre piezas metálicas para evitar su corrosión, enfriamiento, control de polvo, humidificación de ambientes, aplicación de desinfectantes, lavado de partes, etc.

 

Tipos de boquillas atomizadoras

Las boquillas de alta tecnología EXAIR estan agruopadas en tres familias principales:

Mezcla interna

La mezcla de aire comprimido y líquido a atomizar se realiza dentro de la boquilla. Pueden usarse con líquidos de viscosidad hasta 300 cP. Producen la atomización más fina de los tres tipos de boquillas. Requiere que el líquido sea alimentado con presión.

Mezcla Externa

Estas boquillas tienen realizan la mezcla de aire comprimido y liquido justo a la salida de la boquilla. Puede manejar alto flujo y viscosidad por encima de los 300 cP. Una característica apreciada de este tipo de boquilla es que la cantidad de líquido se puede ajustar con precisión y es independiente de la presión del aire comprimido. Requieren presurizar el líquido.

Sifón

Las boquillas de sifón no requieren presión del líquido y éste puede ser alimentado por gravedad o succionado mediante sifón hasta una altura de 90 cm. La viscosidad de los líquidos que se puede usar con esta boquilla es de hasta 200 cP.

Ventajas de las boquillas EXAIR

Menor tamaño de gota.

Las boquillas estándar producen gotas de 4000 a 500 micrones de diámetro. Las boquillas de alta tecnología EXAIR producen gotas de 100 a 20 micrones. Esto significa una eficacia en la cobertura de las superficies mucho mejor.  Ver articulo “Atomización: El tamaño de la gota es importante”.

 

Minimiza el consumo de líquido.

La atomización es también más eficiente al utilizar mucho menos líquido para conseguir igual resultado. El tener una gota muy pequeña cubre mejor el area de apliación.

 

Minimiza el consumo de aire comprimido.

Con alta tecnología se logra un diseño que optimiza el consumo de aire comprimido. El aire comprimido es costoso y su uso eficiente es una variable que no se debe dejar de considerar.

 

Totalmente ajustable.

Las boquillas EXAIR tienen reguladores para ajustar la cantidad idónea de líquido. Además al ser un producto de alta ingeniería se tiene los datos de consumo de líquidos y aire comprimido a diferentes condiciones de presión, con lo que se puede diseñar mejores sistemas de aspersión.

 

No gotean

Las boquillas EXAIR a prueba de goteo tienen la valiosa caracterísitica de evitar el goteo al cerrarse el flujo de líquido. Esto es importante para la calidad de la aplicación.

 

Son compactas y muy versátiles.

Pueden instalarse en cualquier posición y resisten hasta 200°C. Su reducido tamaño tambien permite mayores opciones en espacios reducidos.

 

Resultados repetibles y constantes.

Cada boquilla esta fabricada para producir un patrón de aspersión determinado en diversas condiciones de presión de los fluidos. Asi podemos conocer la cantidad de líquido que se consumirá, la forma y área que se logrará abarcar a diferentes distancias de aplicación.

 

Fabricadas en acero inoxidable.

Todas las boquillas están fabricadas en acero inoxidable 303 para larga duración en ambientes industriales. Evita la corrosión y el desagste por uso, asegurando un buen desempeño a largo plazo.